Co-design en el diseño de colecciones

El 11 de abril la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo realizó el  Fashion Lab “Moda teen y diseño de autor”, con la participación de la marca Muaa, que nos contó sobre el concepto del co-design en su última colección.

En esta charla estuvieron presentes Romina Pesenti (Jefa de Marketing de Muaa), Carla Mazzola (Responsable de Diseño Muaa), y Laura Muchnik y Mercedes Vazquez (encargadas de la Comunicación Corporativa), que nos hablaron sobre la estrategia de marketing para promocionar su última colección exclusiva M!, y la colaboración de Mariano Toledo para diseñarla.

Muaa introduce en el diseño argentino el concepto del “co-design” (o co-participación), que se puede dar en una colaboración entre la marca y el consumidor para crear canales de comunicación que permite al cliente estar más vinculado con las actividades de la empresa; o se puede realizar a través de la intervención de un creador, celebridad o una figura que represente los mismos valores de la marca y que le sume su mirada, estilo o colección. Esto último fue lo que buscaban hacer al convocar al diseñador Mariano Toledo: pensar, proyectar, intervenir, crear y diseñar para sorprender a sus consumidores, pero siempre siguiendo su estilo y siendo fiel a la marca.  Es importante, remarcaron, no perder la conexión con su estilo, ya que tienen que vender ésta colección con el resto de la ropa. Por eso no querían armar una colección conceptual sino hacer una colección comercial, y para eso fusionaron “marca comercial” + “diseño de autor” y desarrollaron una colección  de 30 artículos que representa todo el concepto de Muaa, con el resultado de sumar diseño y dar un producto exclusivo, de poco volumen y disponible sólo en algunos puntos de venta.

Toledo trajo la inspiración para la colección, que se enfoca en el cantante Boy George, la cultura de la década de los ’80, la música pop, Londres, el exceso de maquillaje, muchas texturas, brillos  y colores: elementos característicos de una época, dando lugar a una colección actual.

Los materiales que utilizaron fueron: cuero, piel, lúrex, metalizados, estampas engomadas y denim, que se tradujeron en pantalones pinzados,  vestidos tubo, camperas motoqueras, remeras anchas y de hombros caídos con estampas relacionadas con el cantante y las tapas de sus álbumes, buzos, y sweaters. Los colores predominantes son el blanco, negro, azul eléctrico, dorado, plateado y flúo. Todas las prendas fueron pensadas para la noche, ya que de acuerdo a los estudios de mercadeo que realizaron, la mayoría de la ropa que venden es para salir a bailar.

La marca quedó tan satisfecha con esta experiencia, que piensan seguir haciéndola con otros autores de diferentes disciplinas que puedan articularse con la marca, para seguir sorprendiendo a su público.

Próximamente les contaremos cómo armaron el plan estratégico de marketing para promocionar la colección.

Los comentarios están cerrados.