Panorama y perspectivas de la industria textil

Panorama y perspectivas

En junio se realizó el foro de la cadena de valor textil y confección del Plan Estratégico Argentina 2020 con la presencia de la Ministra de Industria. La misma aseguró que el Gobierno reforzará el resguardo del mercado interno en la cadena de valor del sector textil y de confecciones y que analizan lanzar planes de financiamiento para las Pyme textiles como así también incentivos fiscales.

Con respecto al primer objetivo, señaló que se busca alcanzar en el 2020 una producción de más de u$s9.200 millones -actualmente es de u$s3.618 millones- y ventas en el mercado interno por u$s7.500 millones, consolidar un crecimiento de la producción sectorial del 10% anual y 250.000 nuevos empleos.

Vamos a seguir teniendo un mercado interno pujante y protegido contra la competencia desleal”, dijo Giorgi y aseguró que las medidas antidumping y la aplicación de Licencias No Automáticas le “dieron un impulso a la producción textil local, con un freno a las importaciones para lograr reducir el déficit de 2010 en más de 100 millones de dólares respecto de 2008, y con un incremento de consumo del 9%”.

De acuerdo con un comunicado oficial, el déficit del sector en 2008 fue de 1.476 millones de dólares, contra 1.370 millones de dólares en 2010.

La ministra detalló que casi el 50% de las medidas antidumping aplicadas hasta ahora fueron para el sector textil – 9 de 20 casos- así como también las Licencias No Automáticas (LNA) se aplican en gran proporción a posiciones del sector textil y de confecciones.

En el encuentro con los textiles se planteó la decisión del Estado de tomar medidas para impedir las importaciones de textiles y prendas que hayan sido elaborados con sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente y desarrollar sistemas de información de alerta temprana que permitan anticipar el impacto de importaciones para el sector.

Planes del Gobierno
Giorgi aseguró que desde el Ministerio de Industria van “a avanzar en mecanismos de financiamiento específico para las Pyme del sector, tanto para la puesta en marcha de inversiones como para la exportación”.

En el mismo sentido, reiteró que también se están analizando incentivos en materia fiscal para las inversiones que incrementen la producción y el trabajo.

“La competitividad se mide por el eslabón más débil de la cadena y por eso tenemos que consensuar qué necesidades tiene cada uno de los integrantes que conforman esa cadena, ya sea en cuanto a necesidades de inversión, de capital de trabajo, de insumos, de diseño o de tecnología”, indicó Giorgi.

“El textil es un sector que puede mostrarse como un éxito del cambio de paradigma industrial que se inició en 2003, ya que en estos últimos 8 años la producción de textiles creció 146% y la generación de puestos de trabajo un 100% para alcanzar los 360.000 empleos”, sostuvo la funcionaria.

La ministra remarcó la importancia del modelo productivo para la cadena textil: un mercado interno pujante, que considera al salario y al trabajo como un retroalimentador de las ventas y es el que permite sustituir más importaciones y dar el salto exportador a las Pyme locales.

“No podríamos haber vendido indumentaria ni otros insumos de la cadena si nos quedábamos en aquel consumo de 7 kilos de fibra por habitante al año; por eso hoy estamos en 13 kilos, cada más cerca de los 22 kg que se consumen en los países desarrollados”, afirmó la ministra.

La titular de Industria remarcó que en el Plan Estratégico se propone explotar las ventajas competitivas que tiene la industria nacional para exportar prendas diferenciadas de diseño y productos textiles de calidad.

Así mencionó que el país tiene amplia disponibilidad de fibras de producción local como algodón, lana ovina, pelos de camélidos y caprinos; tiene presencia en todos los segmentos de la cadena y tiene marcas de indumentaria con gran capacidad de diseño e innovación y carreras universitarias orientadas al diseño textil e indumentaria.

De acuerdo con el comunicado, la titular de la cartera industrial encabezó el foro textil acompañada por los secretarios de Industria, Eduardo Bianchi, y Pyme, Horacio Roura, y que contó con la presencia de todos los actores del sector. De esta manera, ya son siete los Foros realizados -cuero, calzado y marroquinería, automotriz-autopartista, medicamentos, maquinaria agrícola, construcción, bienes de capital y textil y confección- desde el lanzamiento del Plan, en febrero de 2011.

Según la información oficial, el textil es un sector tradicional de la industria argentina que se ha desarrollado en cada uno de sus segmentos-fibras, hilados, tejidos planos, tejidos de punto e indumentaria- y que emplea a más de 360.000 personas y agrupa cerca de 7.000 empresas -mayormente de capital nacional- con una fuerte presencia de pymes.

Otros de los objetivos planteados en el foro fueron promover una asociación estratégica entre el Estado, las Universidades y el sector privado para el desarrollo de tecnologías aplicadas a nuevos productos y que “Argentina debe desarrollar una estrategia que posibilite una mejor inserción en los mercados internacionales, avanzando en la calidad y el diseño para fortalecer la competitividad”.

Escenario internacional
Con respecto al panorama internacional del sector, durante el evento se detallaron las estrategias para ganar mercado de distintos países. En este sentido, de acuerdo con el comunicado, se dijo que:

  • China compite por escala
  • Los países desarrollados en tecnología, diseño y comercialización de marcas propias
  • Los países en desarrollo, con bajos salarios, apuntan a producción de mano de obra intensiva y
  • Europa del Este, Africa y Centroamérica son polos regionales de producción de indumentaria que han sido desplazados por China y otros países del sudeste asiático como proveedores de países desarrollados.

Fuente: iprofesional

Los comentarios están cerrados.