Perspectiva industria textil 2013

industria_textilEl pasado mes de noviembre se celebró la 9na edición de Pro Textil 2013, convención anual de la Agro Industria Textil y de Indumentaria de la Argentina. Ahí se reunieron empresarios, especialistas nacionales e internacionales y funcionarios públicos para hablar sobre el desarrollo de esta industria. En una de las charlas se debatió sobre la situación actual del mercado textil y las perspectivas de la cadena de valor textil y de indumentaria.

Según el  director ejecutivo de la Fundación Pro Tejer, Ariel Schale, el año 2013 mostró un desplome en las exportaciones, cerrando un año de no crecimiento más allá de que se aumentó la inversión: 149 millones de dólares en el periodo enero-septiembre 2013, un 9% más que en el 2012.

La industria textil fue una de las más beneficiadas por el modelo económico actual, pese a eso, el nivel de actividad fue negativo, en particular entre enero y septiembre, donde la baja fue del 2,3% con respecto al mismo período del 2012. También se vio una baja del 3,4% en la producción de fibras artificiales y sintéticas, mientras que el único sector que vivió una suba fue el de hilados de algodón.

En cuanto a ventas, Schale remarcó que ellos hacen seguimiento del comportamiento de las ventas en los shopping center, donde no se vieron grandes cambios con respecto al 2012.

Sobre las exportaciones e importaciones, se dijo que la tendencia es decreciente: -15,4% en exportación, -3,1% en importación. Sobre éste último rubro, se destacó que lo que más se importa son prendas de vestir, y éstas muestran una caída en todos los rubros, en especial tejidos de punto (-15,4%) y prendas de vestir (-12,1%)”. Los rubros que muestran resultados positivos son los hilados y confecciones para el hogar. Entre los países que más importan, China es la principal (32,2%), le sigue Brasil (23,4%), luego India (6,1%), e Indonesia (3,9%). China se convirtió en el exportador textil del mundo más importante.

Pese al panorama desalentador, Schale admitió que en los últimos “10 años hubo un crecimiento exponencial de la producción del 120%, pasando de 38 millones de toneladas a 86 millones, y también de la oferta y del consumo per cápita de productos textiles“.

El fin del acuerdo de textiles y vestimentas que regulaba el comercio textil y de indumentaria industrial provocó la culminación de los acuerdos de cupos, generando un impacto importante en los flujos de exportación de los productos textiles.

Fuente: http://www.laverdadonline.com/noticia-41587.html

Los comentarios están cerrados.