Vestirse para protegerse

vestido proteccionLos materiales textiles empleados en sector de indumentaria permiten disminuir el riesgo de exposición o evitar el contacto de las personas con elementos ambientales hostiles, cumpliendo exigencias de protección específicas y complejas, en situaciones de riesgo que amenacen la integridad física de las personas.

Para la mayoría de las situaciones se dispone de indumentaria o equipos de protección individual (EPI) con los que se consiguen altos niveles de seguridad personal. El marcado CE que se exige a las prendas comprendidas dentro de esta denominación, garantiza el cumplimiento de unos requisitos mínimos de protección para cada uso, estableciéndose diferentes niveles de exigencia que se certifican con el cumplimiento de las normas EN correspondientes a cada tipo de riesgo.

En las prendas de protección, a menudo para personal de las administraciones, servicios o grandes empresas, se debe mantener el equilibrio entre protección, confort e imagen.

La imagen va ligada, esencialmente, a criterios estéticos y de representatividad corporativa; el confort se asocia tanto al diseño de la prenda en cuanto a ligereza y facilidad de movimientos, como a los aspectos de transpirabilidad, gestión de la humedad, etc., que se comentan en otros artículos de esta publicación. La protección se refiere tanto a agresiones físicas o mecánicas, químicas, bacteriológicas, frente al calor o las llamas, las radiaciones ionizantes, las descargas eléctricas, etc., en prendas que cubren partes del cuerpo (manos, cabeza, pies) o el cuerpo entero, aún con respiración autónoma en algunos casos.

Respecto a las agresiones mecánicas cabe considerar las de tipo físico en los sectores industriales donde se manejan herramientas peligrosas o materiales con bordes afilados, etc., y las de elementos punzantes en deportes como la esgrima, o para la protección de agresiones con arma blanca.

Para la protección de las manos en diversos sectores industriales, los guantes de tejido de punto fabricados con para-aramidas 100% o mezcladas con otras fibras, se emplean ampliamente en operaciones que impliquen bordes afilados como metal en láminas, vidrio y hojas afiladas.

Los cobertores de piernas son empleados por el personal que trabaja con sierras-cinta para la prevención de heridas. También en esta área, se emplean principalmente las para-aramidas en combinaciones de fieltro punzonado y de tejido de calada. Entre los de fabricación europea se utilizan bastante los hilos de filamento de poliamida de alta tenacidad, como forros o acolchados holgados. El objeto de estos hilos, fieltros o tejidos es quedar enmarañados en la cinta cortadora y pararla rápidamente antes de que se produzca un daño importante.

A diferente nivel de protección contra impactos, golpes, etc., cabe considerar la identificación de la presencia personal.

La retroreflexión, es una característica imprescindible para la protección en múltiples prendas laborales; la vestimenta de alta visibilidad constituye un elemento de seguridad en múltiples tareas en la industria petroquímica, construcción, aviación, policía, etc. Idénticamente, cintas para arneses de sujeción, de tejidos de cintería de calada, elaborados con hilos

Vestirse para protegerse de fibras de alta tenacidad, permiten la realización con seguridad de trabajos en altura.

Una de las protecciones más exigidas es la del calor y las llamas. De entre las múltiples soluciones protectivas que se encuentran en el mercado, para diferentes riesgos, cabe citar las prendas para bomberos, las de trabajadores del metal y las de riesgos de calor extremo e instantáneo. La protección frente al calor convectivo y conductivo, para trajes de aproximación al fuego, se resuelve satisfactoriamente mediante una prenda exterior multicapas. Una solución protectiva habitual puede estar constituida por un tejido de calada exterior de aramida, PBI, PBO o sus mezclas, bajo la que se dispone una membrana para evitar la entrada de agua y un forro; en este conjunto es esencial la disponibilidad de una cámara de aire, para lo que se han desarrollado diferentes soluciones, desde el empleo de telas no tejidas, a gofrados, protuberancias en las membranas o pasadas de relleno en el forro, entre otras.

Prendas más ligeras se emplean en la extinción de fuegos forestales; en ambos casos, las prendas para este tipo de personal de servicios no se consideran dentro de la categoría de EPI y, al igual que la indumentaria militar, deben cumplir los requisitos de una normativa específica, EN de la CE en el caso de personal de extinción de incendios y salvamentos y STANAG de la OTAN para la indumentaria militar.

En las industrias del hierro y del acero se conjugan las solicitaciones de protección frente a un ambiente de fuerte radiación térmica y al riesgo de proyecciones de masas licuadas a altas temperaturas. Una prenda habitual para esta función está confeccionada con tejido de fibra resistente al calor y las llamas, laminado con película metalizada a alta temperatura para la protección en primer lugar del calor radiante y, en un menor grado, del calor conductivo.

La mayor parte del trabajo en centrales nucleares implica protección contra la materia en partículas radiactivas o la protección contra la lluvia radiactiva. La mayoría de las prendas empleadas son impermeables para impedir la ingestión y el contacto con la piel, y la absorción por los tejidos del cuerpo.

Ciertos revestimientos especiales o laminados de copolímeros con un amplio espectro de resistencia química ofrecen protección contra la penetración y la impregnación.

En el campo de la medicina se han desarrollado tejidos barrera de calada o de no-tejidos laminados o revestidos, revestimientos por extrusión de un copolímero, así como también acabados anti-bacterianos y tratamientos para su uso en prendas de personal médico y en hospitales, y por los servicios de urgencia de ambulancias, bomberos y policía.

El área de protección química es bastante compleja debido al alto número de productos químicos distintos implicados y a cómo reaccionan individualmente o juntos. Las prendas van, por una parte, desde simples batas que ofrecen cierta protección contra salpicaduras sin riesgos, y por otra parte, las prendas para la protección en la guerra química

Más info: visite nuestra fanpage

En Tintoreria Industrial Maldonado realizamos el teñido de telas de indumentaria o equipos de protección. Consulte desde aquí.

Los comentarios están cerrados.